Toros e incoherencias

¡Hola!

Sí, lose, hace 5 meses que estoy desaparecida sin escribir ni un post. En el último os dije que intentaría escribir al menos uno por semana pero por cuestiones de tiempo me ha sido imposible. Por suerte eso ya se acabó. ¡Por fin! Hace poco mas de un mes, el 2 de junio, hice el último examen de tercero de carrera y me alegra decir que ese mismo día comenzaron mis vacaciones ya que aprobé todo todito a la primera 😉 Por ello, después de acabar con el estrés de la uni y haberme tomado un mes sabático de no hacer nada que tanto necesitaba, vuelvo con más ganas que nunca a disfrutar este verano.

Como muchos sabréis hoy comienzan los San Fermines en Pamplona y este año por primera vez tendré el placer de ir. La verdad es que siempre había querido ir pero al final por una cosa o por otra…me acababa quedando en Vitoria viéndolos por la tele y eso que de Vitoria a Pamplona hay menos de 2 horas en coche y apenas 1 hora en tren…

1436249017_380763_1436255728_album_normal

Imagen de uno de los encierros de San Fermín. Fuente: El País.

Aprovechando la situación, en el post de hoy os voy a hablar de un tema que  “me ataca” muchas veces. El caso es que con esto de los San Fermines cada año se monta el mismo drama, la “guerra” entre taurinos y antitaurinos. Yo sinceramente no me considero ni una cosa ni la otra pero si me tengo que posicionar me pondría del lado de los taurinos. Y ojo, tengo mis razones.

Ante todo soy respetuosa, y respeto las opiniones de todo el mundo. Pero lo que no acepto es la hipocresía, y he de decir que entre la gente antitaurina que conozco este hecho abunda. No me entra en la cabeza como alguien puede estar en contra de que maten a un toro y luego irse a tomar un bocadillo de jamón. ¿De dónde se creen que viene el jamón? Les contaré un secreto: ese jamón viene de un cerdo que han matado (sí, sí matado, como al toro) para que tu te lo comas. De nada. En definitiva la mayoría de los antitaurinos que conozco piensan así: “Pobre toro, está sufriendo, sois unos desalmadados, asesinos…ostia un bocadillo de jamón ¡que rico!”. Que me expliquen los antitaurinos donde esta ahí la coherencia que yo no la veo. Porque al que piense que un cerdo no sufre es que en su vida ha visto una matanza de pueblo

Por ello quizás la mayor parte de los taurinos son gente de pueblo, y quietos, no, no es porque sean unos paletos, que la gente de pueblo no es paleta, mas bien al contrario, están más bien espabilados que muchos de ciudad. La razón es que la gente de pueblo, o aquella de ciudad como yo que sabe como es la vida en el pueblo, ha visto las matanzas del cerdo, ha visto las ‘colleja’ al conejo detrás de las orejas para meterlo al puchero, el retorcer el cuello a la gallina…han visto desde pequeños de donde y como sale la carne que se comen

3(234)

Matanza del cerdo. Fuente: César Sánchez

Puede que igual todo esto suene algo borde y bruto, pero es que es un tema que la verdad, me da mucha rabia. No estoy a favor del maltrato animal, por supuesto, pero una persona con una alimentación omnívora que incluye el consumo tanto de vegetales como de animales , no puede montar tanto escándalo porque matan a un toro y luego sin embargo, comer carne de pollo, cerdo, pescado, cordero, caballo, conejo… Porque todos esos alimentos que podemos encontrar en un supermercado vienen de un animal que antes han matado para que nos lo comamos. El otro día leí en el periódico una entrevista a Francisco Apaolaza, un periodista y escritor, en la que decía, “vivimos en una sociedad en la que para muchos los pollos nace fileteados en el súper.” Y creo que tiene toda la razón.

A mi parecer, los únicos antitaurinos que debería haber en el mundo son los vegetarianos, es decir, los que no consumen ningún tipo de carne. Hay sí. En esos casos yo me callo. Porque vale, eres antitaurino, te manifiestas en contra de la tauromaquia y luego no comes carne de ningún animal. Eso es algo 100% coherente y 100% respetable. Pero lo otro…

Quizás no sea la mejor persona para opinar sobre este tema ya que soy vitoriana, nacida en el País Vasco sí, pero si hablamos de raíces…la mitad de mi familia es andaluza de Jaén y la otra mitad de Salamanca, decirme a mi si no hay tradición taurina en esos lugares ni nada… De hecho mi primera vez en una plaza de toros fue a los 3-4 años en Salamanca, en la plaza de toros de  Vitigudino, lugar donde por cierto, nació el torero Santiago Martín Sánchez  conocido como ‘El Viti’.

Pero a pesar de la influencia taurina que he tenido a lo largo de mi vida, no creo que por esa razón sea taurina, simplemente creo que soy taurina por pura coherencia, porque si estoy a favor de que maten a un cerdo o a un pollo para que yo me lo coma no puedo ponerme a patalear porque matan a un toro, que para los que no lo sepáis, también se come. Si señores sí, la carne de toro se come.

Gastronomia-toro

Ilustración de las partes de un toro aprovechadas en la gastronomía.

 

Que al final cada uno es libre de opinar y de posicionarse donde quiera pero por favor, ser coherentes y respetuosos. No llames “asesino” a un torero o a los taurinos por matar a un toro porque por esa regla de tres, tú también serías un asesino por comerte un animal que han matado para ello. Si no te gusta que maten a un toro, tampoco te pongas tu a comerte la carne de cada cerdo que te ponen delante, hazte vegetariano y ahí si, como he dicho antes, yo me callo.

“Lo único que espero de la gente es coherencia entre lo que dice y lo que hace, en pocas palabras, no espero mucho.”

Y hasta aquí por hoy, a los taurinos espero que os haya gustado (que se que muchos pensáis igual que yo) y a los antitaurinos deciros que no os enfadéis mucho, cada uno tiene su opinión, defiendo la libertad de expresión como futura periodista que soy y como he dicho antes todo es respetable, pero al menos que esto os haga pensar un poco 😉

¡Un beso enorme y nos vemos pronto! 😉

 

 

 

Anuncios